19.3.12

los postergados

se están velando
o no se convencen
para ellos no es suficiente
con la evidencia

hacen tiempo
para mirarse y repasarse con los dedos
cortazianos, dice ella
sabatianos, para él
quieren ver si ya se saben
si se aprendieron de memoria
y están de acuerdo
dicen
estamos muertos
por eso pusieron el último despertador para llevarse al mar cuando amanezca
dejarse flotando ahí
“en la espuma que hacen los peces a la hora que se lavan los dientes”
pero no pueden dormirse y se quedan
haciendo tiempo en el velorio de ellos
se acomodan el cuello, el pelo
se sacan pelusitas invisibles

hacen tiempo en la casa de ellos
con todo embalado
se quedan una semana más
siguen ahí porque ninguno se va
se ponen de acuerdo sin hablar
moviendo el cuerpo lentamente por la casa semi vacía
encendiendo la pava eléctrica, cambiando la yerba
con la heladera desenchufada
ponen la excusa de acabarse lo que queda
antes
de que se echen a perder las milanesas ¡qué picardía!
al cable lo cortan en diez días
otra picardía
y se alcanzan la revista para ver qué dan a esta hora
esta semana
vaya cortesía la de cederse el lugar para rendirse
cortesía esperanzada o cobardía

le prometió que llegado el día lo golpearía
te cago a trompadas, dijo
por no haberme visto américa desnuda abierta en venas
oh, bondadosa madre putativa
nunca entendiste, respondía
la concepción inmaculada del padre que trocó todo lo alguna vez deseado
por la belleza hallada pura en los dientes de la niña
la bendición de la vida puta que te pone el pie y te caes
cándido

rezan en espejo

de nosotros qué será no sé
pero sé que no es mi culpa ese agujero que exhibís por rédito
tampoco, que vos no estés entre tus prioridades
ni ese poco

mínimo

vital.

No hay comentarios: